Como cualquier servicio o producto, los fondos mutuos tienen un costo asociado, el cual corresponde principalmente a la remuneración.

La remuneración es el cobro que realiza la sociedad administradora por manejar  tu dinero. Se distribuye en forma equitativa entre todos los partícipes de un mismo fondo o serie y se expresa como un porcentaje anual + IVA, salvo los fondos mutuos APV, los cuales no pagan IVA. Es importante saber que la remuneración  se descuenta diariamente del valor cuota del fondo, por lo que probablemente será imperceptible para tu bolsillo, lo cual no significa que no exista. Recuerda que siempre que veas la rentabilidad de tus inversiones, estarás viendo los resultados netos, es decir, ya descontado el costo de remuneración.

A su vez, existen otros costos, entre ellos las comisiones, las cuales son un tipo de costo que se cobra directamente al partícipe (no al fondo como lo descrito anteriormente). Por un lado, están las comisiones de inversión que se cobran al realizar el aporte, por lo que se denominan comisiones de entrada (muy pocos los fondos aplican este cobro). Y por otro lado, están las comisiones de inversión diferidas al rescate, conocidas también como comisiones de salida, las cuales se aplican en función del tiempo de permanencia en el fondo y el horizonte de inversión del mismo.

Por ejemplo, supongamos que Sofía y Claudio invierten al mismo tiempo su dinero en un fondo que tiene una comisión de salida del 3% si es que rescata antes de 90 días. Claudio rescata su dinero transcurridos 45 días, por lo que deberá pagar 3% de comisión, mientras que Sofía realiza el rescate en el día 95, por lo que no incurrirá en este cobro. Es por esto que es muy importante que a la hora de invertir en un fondo con comisión de salida, tengas claro tu horizonte de inversión…. No querrás pagar de más, ¿cierto?

Los costos de los fondos mutuos varían entre fondos,  y administradoras, por lo que antes de elegir, cotiza y compara. ¡La industria cuenta con muchas alternativas para que tomes la mejor decisión!