COLUMNAS DE OPINIÓN

¿Qué es un activo financiero? ¿Cuál elegir?

Ricardo Pérez Rojas

CEO en LVA Indices

Un activo financiero es un valor negociable que se puede comprar y vender en el mercado de valores, ya sea la Bolsa, bancos o demás instituciones financieras supervisadas por un regulador.

Los activos financieros más conocidos son las acciones -parte del capital de una empresa- y los títulos de deuda, tales como los bonos del gobierno y del sector privado.

Este instrumento da derecho a una participación o inversión en el capital de una empresa, ya sea en forma de préstamo (depósitos a plazo, bonos, efectos de comercio) o del patrimonio de la sociedad de la misma empresa (acciones).

Este documento genera obligaciones y derechos para las partes intervinientes. Para el emisor (empresa que emite o “vende” el documento) genera una obligación de cumplir con una promesa de pago del importe pactado. Para el tenedor (persona que compró el documento) genera un derecho a recibir esos pagos.

El poseedor de un activo financiero tiene derecho a recibir, de parte del emisor, flujos futuros de efectivo, es
decir, intereses, dividendos o rentabilidad, entre otros.

Hay que tener presente que el concepto de activo financiero está asociado a tres ideas fundamentales: el concepto de beneficio o rendimiento, el concepto de riesgo y el concepto de liquidez, que es la cualidad del activo de ser convertido en dinero de forma inmediata.

El poseedor de un activo busca naturalmente beneficios para sí mismo y corre ciertos riesgos, tales como la pérdida de intereses, es decir, no obtener ganancias, o la pérdida total del capital invertido, cuestión que se da en situaciones extremas cuando la empresa emprendida ha fracasado.

Para no concentrar el riesgo en un solo tipo de activos financieros, los inversionistas pueden invertir por ejemplo a través de los fondos mutuos.

A través de los fondos mutuos un inversionista invierte una combinación de activos financieros que, las instituciones que los gestionan conforman buscando la mejor combinación riesgo retorno. Una persona, sin necesidad de invertir sumas importantes de dinero, puede acceder a través de este vehículo a una diversificación de activos financieros.

La elección de un activo financiero dependerá de la tolerancia al riesgo que tenga una persona, de lo que hablaremos más adelante.

subir