COLUMNAS DE OPINIÓN

Fondos Mutuos balanceados: una cómoda alternativa de inversión

María Eugenia Norambuena

Gerente General AGF Principal Financial Group

Para elaborar un correcto portafolio de inversión, siempre es importante identificar primero el perfil de riesgo del inversionista y su horizonte de inversión y, en base a eso, elaborar un portafolio ad hoc. Pero, ¿qué ocurre cuando los instrumentos financieros dentro de este portafolio varían? Algunos fondos suben y otros bajan, modificando las composiciones originalmente programadas en dicho portafolio, e incluso a veces su perfil de riesgo. Es por esto que el inversionista y su asesor financiero son quienes deben estar atentos a estas variaciones, para modificar la composición de su portafolio. De esta forma, si en un comienzo su portafolio tenía un determinado porcentaje de renta fija/ renta variable, su composición variará con la rentabilidad de los instrumentos que contiene, por lo que el inversionista deberá (en la mayoría de los casos a través de su asesor) rebalancear su portafolio para que este pueda tener la composición inicial escogida. Es así como nacen los fondos balanceados, los cuales modifican constantemente su composición para ajustarse a las características definidas previamente por la persona que invierte en ellos.

De esta forma, ¿Qué es un fondo mutuo balanceado?

En primer lugar, los fondos balanceados tienen un “mix” de Renta Fija y Renta Variable. Este mix se ajusta continuamente, para mantener las condiciones establecidas en su Reglamento Interno. La gran ventaja de estos fondos es que están siendo constantemente supervisados por un equipo de inversiones experto, el cual se enfoca en comprar y vender instrumentos con el objetivo de que la cartera de inversiones del fondo mantenga su composición.

Una clase de fondo balanceado muy común es el que obedece a un perfil determinado de riesgo, con estrategias de inversión que pueden ir desde conservadoras a agresivas. En el caso de Principal, estos Fondos se denominan “Gestión Estratégica”, y se comportan de manera similar a los multifondos de las AFP.

Otro tipo de fondo balanceado es el que se ajusta a un horizonte de tiempo. De esta manera, por ejemplo, a medida que avanza el tiempo y el inversionista se va acercando a su edad de jubilación, el portafolio manager va modificando el porcentaje de Renta Fija y Renta Variable del fondo, para ajustarse al nuevo horizonte de inversión que tiene el inversionista, sin que éste deba realizar ninguna gestión, a diferencia de los fondos que obedecen un perfil de riesgo en donde hay que estar atento a medida que avanza el tiempo.

Invertir en un Fondo Mutuo balanceado es muy fácil, solo se debe llenar el perfil de inversionista para determinar el perfil de riesgo del cliente y conocer el plazo de inversión del proyecto del mismo, a fin de escoger el producto de inversión más adecuado.

 

subir