Por muy lejano que pueda resultarnos el futuro, todos algún día tendremos que pensar en el retiro. De hecho, mientras antes comencemos a planificar nuestra jubilación menor será la diferencia que tendremos en el nivel de vida en un escenario post laboral en relación a nuestro periodo activo.

Como debes saber, los aportes previsionales obligatorios, realizados a tu AFP (ver * Nota), no son suficientes para proporcionar ingresos semejantes al que tendrás durante la etapa laboral. Los factores en este desequilibrio radican en una alta dependencia en la rentabilidad de los fondos, lo cual sumado a otros factores, como por ejemplo, como la longevidad de la población, períodos de cesantía o trabajos informales (lagunas previsionales), terminan por generar un impacto en tu futura jubilación.

Por esto, actualmente existen  herramientas  complementarias al ahorro previsional obligatorio, como el APV y APVC, lo que permite aumentar el monto de jubilación, conócelas a continuación:

Por un lado encontramos el Ahorro Previsional Voluntario (APV), el cual puedes realizar a través de depósitos de ahorro previsional voluntario, o bien mediante depósitos convenidos.

Los depósitos de ahorro previsional voluntario son aportes adicionales a las cotizaciones obligatorias que si bien son destinados para ahorro previsional, en caso de necesitarlo, podrás rescatar la inversión en cualquier momento, pagando el impuesto correspondiente. Por otra parte los depósitos convenidos están destinados exclusivamente para la pensión, sin poder realizar rescates durante la vida laboral.

En el Ahorro Previsional Voluntario Colectivo (APVC) el ahorro de los empleados se complementa con aportes de los empleadores. De esta manera, el monto de jubilación podría ser considerablemente superior y al mismo tiempo garantizar incentivos para ambas partes.

En el caso de los fondos mutuos, éstos tienen series exclusivas de APV, cuyas remuneraciones están exentas del pago de IVA. De esta manera, puedes realizar APV en los mismos fondos mutuos en donde haces tus inversiones generales. A su vez, puedes realizar APV a través de otras instituciones, como: compañías de seguro de vida, AFPs, bancos, administradoras de fondos de inversión, administradoras de fondos para la vivienda y agentes de valores.

Conoce más de estas opciones, ya que a través de ellas podrás mejorar tu pensión o financiar una pensión anticipada y al mismo tiempo, contar con beneficios tributarios.

* Nota: ¿Cuánto es el ahorro obligatorio?

El 10% de tu renta imponible con un tope para el año 2014 de UF 72,3** ($1.694.413) corresponde a tu aporte mensual a la AFP por ahorro previsional obligatorio el cual se abona a tu cuenta obligatoria o de capitalización. Aunque tu renta sea superior a ese monto, tu ahorro obligatorio será como máximo de UF 7,23 mensuales ($169.441).

** Valor utilizado de UF  al 31.01.2014 de $23.435,87

Ver los Beneficios Tributarios de Ahorro Previsional Voluntario